www.teatromeshico.org
E mail:comunidad@teatromeshico.org 
(602) 687-6460, Fax:(602)926-2614
HOME
ENGLISH
Acerca de Nosotros
Director Artistico
Miembros
Obras
Conciertos
Taller de Literatura
Calendario
Fotos y Videos


El taller esta basado en los elementos más esenciales que servirán para aprender a leer textos de diferentes géneros y estilos. Estamos empezando con:

a) "Como leer en voz alta": 
se muestra la manera como debe leerse un texto en sus partes gramaticales, así como las acentuaciones adecuadas para que la lectura sea amena y comprensible.

b) "Como leer cuentos":


c) "Como leer poesia":
Igualmente, se dividen las partes en que estan formados los poemas.

d) "Como empezar a escribir -cuentos y poesia-":
 Se les dara a los participantes los elementos básicos que se deben seguir en la escritura. Despues, los participantes empiezan escribiendo según sus inquietudes, y de allí se parte para dirigir el camino que cada uno debe continuar.

Y como paso último, le enseñaremos a los participantes- otro aspecto de la lectura que casi siempre se olvida, y que va muy apegado al simple hecho de leer, que es: 

e)"Como aprender a conversar".

En teoría éstos son los puntos que se llevan en el Taller. El resto, que siempre resulta ser lo más difícil, es la práctica de los mismos.

Instructores:
Saúl Cuevas, cuentista y novelista.
Mario Zapién, narrador, poeta y escritor de obras teatrales.

El Taller ha empezado con una clase por mes. Pero, en corto plazo, deseamos llevarlo a cabo dos veces por mes. Para participar es necesario inscribirse. Traer un cuaderno y una pluma/lápiz. Lo demás se les facilitara en el Taller.

Informacion: Theresa Velazquez Tel: (602) 380-9680
El costo es de $10 dls por clase.

El Taller está siempre abierto para nuevos miembros. 
TALLER DE LECTURA, POESIA Y ESCRITURA
Teatro Meshico


Taller de escritura, poesía y literatura

Hora: 7:30 pm 
Para información acerca de la mecánica del taller y lugar donde se llevará a cabo favor de llamar a Theresa Velázquez al 
(602) 380-9680



La lumbre y el molcajete

                                                     José Bahena      Octubre 1 - 2016


   Para mí era uno de los manjares más deliciosos, tenía que esperar muchas veces, hasta un año, para poder comerlo y chuparme los dedos.

    Era toda una aventura buscar los ingredientes, había que recorrer barrancas y campos de siembra para poder encontrar los tomatillos agrios -como los llamaba mi abuela. La planta no era muy grande ni los frutos, el tomatillo tenía el tamaño un poco más grande que el de un frijol, así que la tarea de encontrar una gran cantidad era aún más tardada, la planta no se podía sembrar, ella misma escogía el lugar donde quería nacer. Mi abuelo, quien me enseñó a conocerla, me decía que Dios la sembraba cada año y que no la encontraría en el mismo lugar que el año anterior, mi abuelo decía que dios la sembraba donde se acostaba a descansar por las noches después de regar la tierra, también me decía que me fijara muy bien, porque por ser planta de Dios solo viéndola sabría cuál es, y que me grabara su olor y que la tocara con mucho cuidado para que no se maltratara, ah, y que le pidiera su permiso para que no me doliera la panza. Los tomatillos eran el ingrediente principal, después tenía que trepar los árboles de ciruelo para cortar la ciruela verde, ¿yo no sé para qué?, eran puro pellejo con huesito pero sabía rete-sabroso, me acuerdo. 
  Después, ya que regresábamos a la casa con mi abuela, ella ya tenía encendida la lumbre y el comal sobre las brasas -bien rojas, ponía los tomatillos sobre el comal y al ponerlos ellos brincaban y tronaban, ella decía que estaban bailando y cantando de alegría y que era buena señal de que la salsa iba a estar bien sabrosa. Cuando estaban negritos luego luego los echaba en el molcajete con ajo y cebolla y los molía muy bien junto con las ciruelas, mientras se enfriaba la salsa, mi abuela echaba tortillas al comal, y nos servía un plato de frijoles de la olla recién hechecitos.

-Tengo hambre…. Y recuerdo…